En medio de la delicada situación de la empresa, los trabajadores se reunirán con el ministro de Trabajo. Le pedirán que se protejan los más de 800 empleos de la cerealera.
La exportadora cerealera que se endeudó con el Banco Nación por 350 millones de dólares, nunca pagó y se declaró en default el 6 de diciembre, no sólo preocupa por el arrastre que genera en la banca pública, sino por los puestos de trabajo directos que ahora tambalean.
Por ello, y luego de dejar pasar un mes desde el anunció de default de la empresa Vicentin el Sindicato de Aceiteros de San Lorenzo, inició gestiones para ser atendidos por el Ministro de Trabajo de la Nación, Claudio Moroni.
El secretario general del gremio Pablo Reguera en una asamblea con los trabajadores afirmó «Pediremos al Ministro Moroni la intervención del Ministerio de Trabajo para que se protejan todos y cada uno de los puestos y los salarios de los trabajadores de esta empresa, independientemente de cómo se solucione el problema financiero de Vicentín, tiene que ser con todos los compañeros adentro y con su sueldo al día».
La audiencia con el Ministro se llevará adelante el próximo 28 de enero exactamente un mes y medio después del anuncio por parte de la empresa, el endurecimiento de los pedidos por parte del gremio suenan a poco en virtud de la magnitud del impacto que generaría en la región la posible quiebra del grupo Vicentin.
Reguera agregó «Confiamos en que este nuevo gobierno protegerá más a los trabajadores que a las empresas y que le dará prioridad a nuestro pedido».
Fuente: Info Gremiales

0 comentarios:

Publicar un comentario