El Comité Nacional de la UCR, que preside el diputado por Mendoza Alfredo Cornejo, cuestionó el refugio otorgado al expresidente de Bolivia, Evo Morales, y no descartó pedir al gobierno nacional que retire el estatus por el que se encuentra en Argentina desde diciembre pasado. Puntualmente los radicales apuntan a una frase de Morales, quien en un acto con militantes de su partido dijo que en Bolivia se deberían «organizar, como en Venezuela, milicias armadas del pueblo».
En un comunicado de prensa, el máximo organismo partidario de la UCR se preguntó: “¿Podemos seguir ‘refugiando’ a Evo Morales?». En el texto recordaron que el expresidente de Bolivia se encuentra en Argentina «en calidad de refugiado” y aseguraron que por ello no podría hacer declaraciones políticas. Sin embargo, el gobierno nacional repitió en varias ocasiones que lo que tiene impedido Morales es referirse a la política interna argentina, no así a las cuestiones que atañen a su país.
“Visitó la Quinta de Olivos, concedió todo tipo de reportajes a diferentes medios de comunicación, participó de actos políticos. Hoy se destacan sus últimas declaraciones en las que asegura que hay que ‘organizar como en Venezuela, milicias armadas del pueblo’, sostiene el texto firmado por Cornejo y la vicepresidenta de la UCR, Alejandra Lordén.
Allegados a la UCR no descartaron que el bloque radical impulse un proyecto en la Cámara Baja o bien podría presentar un planteo formal al gobierno nacional para efectivizar el pedido de quitar el estatus de refugiado a Evo Morales.
El radicalismo hace referencia en su comunicado a las afirmaciones realizadas días atrás por Morales en un encuentro realizado en Buenos Aires con militantes del MAS, que fue transmitido por la radio Kawsachun Coca del Chapare, que suele transmitir gran parte de sus actividades en Argentina.
Morales llegó a la Argentina el 12 de diciembre pasado junto a algunos de sus colaboradores y pidió refugio político tras haber estado un mes asilado en México, luego de dejar la presidencia tras un golpe de Estado en su contra.
Fuente: Página 12

0 comentarios:

Publicar un comentario