La empresa, que ya había adelantado vacaciones de los empleados el año pasado, frenó la actividad en un planta durante 14 días por sobrestock.
Desde este lunes y durante dos semanas, los empleados de la planta de Bagley en la ciudad de Córdoba no asistirán a sus puestos de trabajo, ya que la empresa decidió suspender la producción.
La medida por 14 días «se debe a la baja generalizada de consumo, que causó una situación de sobrestock», según confirmaron desde la empresa al portal iProfesional.
La decisión afecta a más de 370 trabajadores que se desempeñan en la unidad de producción suspendida, donde se fabrican galletitas de reconocidas marcas como Rumba, Mellizas, Amor y Maná.
Bagley es hoy producto de una alianza entre Danone y Arcor y tiene ocho plantas productivas en la Argentina, donde se elaboran productos de reconocidas marcas como Traviata, Criollitas, Sonrisas, Rumba, Merengadas, Opera, entre otras.
La preocupación de los empleados por sus puestos de trabajo se debe además a que en noviembre del año pasado, quienes se desempeñan en las plantas de Bagley en Córdoba y en San Luis habían sido forzados a tomarse vacaciones adelantadas.
Fuente: Info Gremiales

0 comentarios:

Publicar un comentario