En medio de la grave crisis en la que dejó el país, el ex presidente Mauricio Macri se fue a Qatar a ver la final del Mundial de Clubes, polémica decisión que hasta fue criticada -off the record- por diputados opositores durante la sesión donde se discutió y aprobó -esta mañana- la ley de Solidaridad Social y Reactivación Económica.
(Por Sergio Villone) Ayer, en pleno debate nacional de cómo salir de la crisis que provocaron las medidas de Cambiemos y el Fondo Monetario Internacional (FMI), el ex mandatario, y su esposa Juliana Awada, se dirigió hasta el aeropuerto internacional de Ezeiza para tomar el vuelo de Iberia IBE6856, que debía partir a las 14.35 de Buenos Aires para llegar a Madrid a las 6:13 horas de España. Una vez allí, el exjefe de Estado seguirá a Qatar para presenciar la final de Flamengo, de Brasil, contra Liverpool, de Inglaterra, que se disputará mañana sábado.
Pero este sorpresivo viaje -y costos en términos políticos para el referente del PRO, teniendo en cuenta que se había postulado para liderar la oposición al gobierno de Alberto Fernández- estaría relacionado con negocios personales y complicaciones judiciales antes que con el fútbol y el descanso.
Mauricio Macri, junto a otros funcionarios de su gobierno, se encontraba imputado por estafas y defraudaciones, administración fraudulenta y negociaciones incompatibles con el ejercicio de funciones públicas por haber firmado un memorándum de entendimiento con ese país árabe.
La firma del pacto fue en 2016 y la posible defraudación que la justicia argentina investigaba ascendía a 1.300 millones de dólares, a partir de la creación de un fondo argentino-catarí para supuestas obras de infraestructura que nunca se hicieron, en el marco de «una estructura offshore», según la denuncia de la fiscal de la causa, Paloma Ochoa. Luego, en 2018, el juez Daniel Rafecas y la Cámara Federal desestimaron la denuncia, aunque los querellantes siguen insistiendo en que la maniobra fue ilícita y podrían recurrir a instancias superiores para reabrir la causa.
Mauricio Macri y el emir de Qatar, Sheik Tamin bin Hamad Al Thani, en la Residencia Presidencial de Olivos, el 28 de junio de 2016
En el expediente judicial, fueron imputados, además de Macri, su ex vicepresidenta Gabriela Michetti; el ex titular del Fondo de Garantía de Sustentabilidad de la Anses, Luis María Blaquier; la ex canciller Susana Malcorra; el ex titular de la Anses, Emilio Basavilbaso; el ex secretario de Presidencia, Mario Quintana; el ex presidente de YPF, Miguel Gutiérrez; el ex director general de Relaciones Internacionales del Senado, José Ortiz Amaya; la ex embajadora argentina en Doha, Rossana Cecilia Surballey; y el ex tenista Gastón Gaudio. También fueron imputados el emir catarí Tamin Bin Hamad Al Thani y el director ejecutivo de la Autoridad de Inversión de Qatar (QIA), Abdullah Bin Mohammed Bin Saud al Thani.
La justicia investigaba que, mientras se negociaba el acuerdo, el ex asesor de Macri, Horacio Reyser, compartió información confidencial de Estado con Gaudio, que se la envió a un empresario amigo, Nicolás Rosendi. Según consta en la causa, desde el 28 de julio de 2016, cuando Mauricio Macri recibió al emir de ese país, Sheik Tamin bin Hamad Al Thani, hasta el domingo 6 de noviembre, momento en el que se firmó el acuerdo, hubo correos de Estado que se compartieron a empresarios privados. Y estos, con la información privilegiada, habrían firmado contratos millonarios con Qatar Investment Authority (QIA) para ser «consejeros» del fondo multimillonario que se acordó con el Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS). Es por esto que su titular en ese momento, Blaquier, tuvo que renunciar a su cargo.
Un dato más: el intermediario entre el gobierno de Macri y Qatar, el empresario Nicolás Rosendi, mantiene vínculos comerciales con Juliana Awada, ya que le pagaba las expensas de las casas de un country. Pero además, la ex Primera Dama y su hermana, Claudia Zoraida Awada, son socias de Rosendi en una compañía inmobiliaria. Justamente, Juliana acompaña a su marido en esta sorpresiva excursión asiática.
Fuente: EN ORSAI

0 comentarios:

Publicar un comentario