Tras evadir la justicia por 8 meses, el fiscal rebelde deberá presentarse este viernes ante el Juez de Dolores. De ausentarse una vez más se lo destituirá y encarcelará.
Carlos Stornelli deberá presentarse este viernes en el Juzgado de Dolores a cargo del juez Alejo Ramos Padilla, luego de evadir la justicia por 8 meses. En caso de no presentarse habrá dictamen del Consejo Evaluador del Ministerio Público Fiscal que analizaba su rebeldía y por 4 votos a 1 o 3 a 2 , por lo cual será enviado a juicio político como lo establece la Ley de Fueros (25.320).
Más allá que no es vinculante, el dictamen obliga al procurador interino, Eduardo Casal, a resolver la situación a días de asumir el próximo gobierno. El procurador que sabe que no continuará, tampoco quiere que sea juzgado por cómplice de Stornelli.
El fiscal rebelde conociendo el dictamen decidió el pasado 11 de noviembre avisar ante los medios de comunicación que se presentará, y Ramos Padilla lo citó rápidamente para el día 11, luego renunció su abogado y pidió una nueva prorroga, por lo cual deberá hacerlo en 48 horas. Se supo que la mayoría del Consejo Evaluador hace referencia a la Ley de Fueros que es extremadamente clara: “El llamado a indagatoria no se considera medida restrictiva de la libertad pero en el caso de que el legislador, funcionario o magistrado no concurriera a prestarla el tribunal deberá solicitar su desafuero, remoción o juicio político”.
El periodista Franco Mizrahi, de El Destape, detalla parte de los argumentos de los fiscales que plantean que vaya a juicio político por no presentarse. Oscar Ciruzzi consideró que Casal debía intimar al fiscal rebelde “bajo apercibimiento de dar curso a la suspensión adelantada por mis colegas según procedimiento de estilo al respecto”. Por su parte, Alejandro Alagia afirma que “corresponde aplicar el art. 1 de la Ley Nacional de Fueros 25.320 en cuanto dispone que respecto del funcionario o magistrado que no concurriese a prestarlas ante el tribunal, deberá solicitarse su desafuero, remoción o juicio político”
Los fiscales Guillermo Pérez de la Fuente y Alejandra García Netto afirman que “la no presentación a la citación cursada por el juez y la situación de rebeldía se renueva con cada momento de su incomparecencia”. El único que se salió en defensa de Stornelli es el fiscal macrista Julio Piaggio, quien considera que no debe presentarse.
El juez Ramos Padilla lo imputó en 8 hechos. Se lo acusa de “haber actuado conjuntamente con Marcelo Sebastián D ́Alessio y otras personas, en maniobras de espionaje ilegal que guardaban relación con las investigaciones judiciales a su cargo”.
Estas maniobras configuran “diversos y diferentes planes delictivos”. Entre las cuestiones puntuales, el juez detalló que “se le imputa haber reclamado a D ́Alessio que lleve a cabo una filmación a través de una cámara oculta al Dr. José Manuel Ubeira, letrado defensor de Oscar Thomas, imputado en el marco de la causa Nro. 9608/2018 denominada ‘Cuadernos’, cuya investigación está a cargo del propio Stornelli”.
También acusa a Stornelli de “haber ordenado a D ́Alessio la realización de una maniobra de filmación con cámara oculta al Dr. Javier Landaburu”, cuya operación “se planificó en fecha indeterminada pero con anterioridad al 8 de enero de 2019”.
Por otra parte, le atribuye “la omisión de denunciar o investigar el posible delito de acción pública que puso en su conocimiento Pablo Erasmo Barreiro”, declaró en su fiscalía el 8 de octubre de 2018 que “D ́Alessio, Carlos Liñani y Rodrigo González lo estaban intimidando y coaccionando refiriéndole que tenían documentación que podía comprometerlo” en el marco de causa de los cuadernos.
Para Ramos Padilla, Stornelli “actuaba en connivencia y con la colaboración de agentes o presuntos agentes o ex agentes orgánicos e inorgánicos de agencias de inteligencia nacionales e internacionales, conociendo las maniobras de espionaje ilegal que realizaban mediante mecanismos ilícitos tales como la coacción, la intimidación o la extorsión”.
Fuente: PLN

0 comentarios:

Publicar un comentario