El fiscal Curi ya recibió la solicitud de declarar como arrepentido. Se especula que apuntará a legisladores macrista y a la AFI. 
El falso abogado Marcelo D’Alessio le pidió este miércoles al fiscal de Dolores Juan Pablo Curi declarar como arrepentido. El viaje del penal de Ezeiza hasta la fiscalía se hará recién el 3 de diciembre porque D’Alessio pidió tiempo para preparar su declaración. Desde el primer día de su detención, en febrero, circuló la versión de que D’Alessio terminaría siendo un arrepentido y –según versiones que recogió este diario– apuntará a legisladores del oficialismo y a toda la cadena de mandos de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), empezando por los dos comisarios que están detenidos y que supuestamente eran sus contactos en la AFI. Como se sabe, la declaración de un arrepentido tiene que ser negociada primero con el fiscal y recién después, el juez, en este caso Alejo Ramos Padilla, resuelve si lo acepta o no como arrepentido, lo que le daría ventajas desde el punto de vista de la pena.
Hace varios días que en Dolores circula la versión de que D’Alessio pediría declarar y las apuestas indicaban que finalmente lo haría como arrepentido. Hubo varias reuniones en el penal de Ezeiza con su abogado, Claudio Fogar, y finalmente se le entregó el pedido al fiscal Curi. La cita será el martes 3 de diciembre, dado que D’Alessio afirma que necesita preparar lo que va a decir y las pruebas con lo que sostener su relato.
Qué va a declarar D’Alessio
Ese es justamente la cuestión clave que estará en juego: si el falso abogado cuenta con evidencias para probar lo que va a decir.
· Según las fuentes a las que accedió este diario, D’Alessio dará detalles sobre su vínculo con la AFI, a quién le entregaba sus informes, con quién se reunía, de dónde sacaba información para realizar el espionaje ilegal. En la primera línea estarán los dos comisarios que ya están detenidos, Ricardo Bogoliuk y Aníbal Degastaldi, pero de inmediato la línea dentro de la AFI a la que reportaban.
· Lo mismo corre para el Ministerio de Seguridad de Patricia Bullrich, con la que también hubo contactos y carpetas.
· *D’Alessio hablará también de su intervención en las causas judiciales, detalles de cómo se pactó y cómo se concretó. La versión –curiosa– es que tratará de salvar a Carlos Stornelli. No faltan los que dicen
· Un capítulo no menor será el vínculo con Elisa Carrió, Mariana Zuvic y Paula Olivetto, dirigentes de la Coalición Cívica. Gran parte ya figura en chats y llamadas que se encontraron en la vivienda de D’Alessio. Pero el falso abogado promete hacer más revelaciones.
Como se sabe, para que un imputado obtenga los beneficios de un arrepentido –disminución de penas, en algunos casos excarcelación–, tiene que aportar elementos sobre un nivel superior al suyo desde el punto de vista de la responsabilidad. O sea apuntar a sus jefes y mandantes. En este caso, parece evidente que D’Alessio dirá que respondió a múltiples reductos de poder: la AFI, al Ministerio de Seguridad, a las diputadas y habrá que ver a quién más.
Lo fundamental, de todas maneras, es la prueba real y concreta que pueda aportar el falso abogado. Hay que ver el peso de la evidencia. En la casa de D’Alessio se encontraron membretes falsos de la embajada de Estados Unidos y del Ministerio de Defensa de Israel, así como una placa también falsa de la DEA. O sea que D’Alessio tiene una frondosa historia de falsedades combinadas con reales armados de causas, extorsiones y espionaje ilegal de todo tipo.
El fiscal Curi y la preocupación en el oficialismo
Otra cuestión no menor es el papel del fiscal Curi. El funcionario ha jugado para la estructura de Comodoro Py y de la Procuración. En los nueve meses transcurridos desde el inicio del expediente, Curi intentó siempre que el caso viaje al edificio de Retiro donde Stornelli juega de local. No faltan quienes dicen que el fiscal hará de paragolpes frente a la declaración de D’Alessio o sea que no le aceptará fácilmente lo que diga. Aún después todavía queda el escalón de Ramos Padilla, que mirará en detalle los dichos y las pruebas.
Es obvio que D’Alessio jugó a favor del gobierno de Cambiemos en todos los terrenos: armó causas judiciales, espió, apretó a empresarios para que vendan sus empresas, hostigó a ex funcionarios y extorsionó a numerosas víctimas. Siempre estuvo alineado con los que fueron las puntas de lanza contra el kirchnerismo: la AFI, las diputadas de la Coalición Cívica, el fiscal Stornelli, el periodista Daniel Santoro, la estructura de Comodoro Py. Que declare como arrepentido significa que va a mostrar un detrás de la escena de Cambiemos.
Anoche más de un integrante de ese bloque oficialista se fue a dormir nervioso. Es que si hay algo claro es que D’Alessio es un arma descontrolada, que puede disparar para cualquier lado.
Fuente: Página 12

0 comentarios:

Publicar un comentario