«No voy. Decidido», dijo a periodistas el brasileño quien reafirmó que en las elecciones del pasado 27 de octubre hizo «fuerza por el otro» en referencia a Mauricio Macri. Bolsonaro se había negado a felicitar a Fernández por su triunfo y dijo que «Argentina eligió mal”.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, anunció que no asistirá a la ceremonia de asunción de Alberto Fernández como presidente de la Argentina el próximo 10 de diciembre. «No voy. Decidido», dijo a periodistas.
«Hice fuerza por el otro, pero ya que ganó (Fernández) hay que seguir adelante. De mi parte no hay ninguna represalia. Espero que ellos sigan haciendo una política con nosotros, una política semejante a la que Macri hizo hasta el momento», afirmó Bolsonaro.
Es una nueva escalada en los roces del presidente electo argentino con el mandatario brasileño de ultraderecha, quien durante una gira por Arabia Saudita lamentó el resultado de las elecciones en nuestro país. Dijo que «Argentina eligió mal» y se negó a felicitar a Fernández por su triunfo. Su canciller, Ernesto Araújo, declaró ese mismo día que «las fuerzas del mal” celebraban la victoria del Frente de Todos y sostuvo que » las fuerzas de la democracia están lamentándose por Argentina».
A esas declaraciones se sumó que el hijo del presidente, el diputado Eduardo Bolsonaro , salió a atacar en Twitter al hijo del presidente electo, Estanislao Fernández. Compartió en las redes sociales un posteo despectivo con la foto de Estanislao dragueado. «Esto no es un meme», agregó Bolsonaro Jr.
Una carta de Faurie por los dichos de Bolsonaro
La reacción de la Cancillería argentina fue más que leve. El ministro Jorge Faurie se limitó a enviar una “carta a título personal” en la que cuestionó las declaraciones. La justificación fue que realizar «acciones de repudio» sólo contribuiría a «construir una división mayor». En su carta al embajador de Brasil, Sérgio Danese, Faurie habría hablado de «la conveniencia de que ciertas frases se manejen con mayor prudencia».
Distinta fue la postura que asumió el gobierno de Uruguay, que llamó al embajador brasileño, Antonio Simoes, para que explique las declaraciones de Bolsonaro sobre los resultados de la primera vuelta de las elecciones realizadas el pasado 27 de octubre.
«El Ministerio de Relaciones Exteriores convocó al embajador de la República Federativa de Brasil en Uruguay, señor Antonio Simoes, y le solicitó explicaciones sobre las expresiones vertidas por el presidente Jair Bolsonaro al diario O Estado de Sao Paulo, el pasado 29 de octubre, relacionadas con el proceso electoral que se desarrolla en nuestro país», señaló un comunicado del ente uruguayo.
Después de conocerse los resultados de las elecciones de Uruguay, Bolsonaro expresó: «Esperamos, hinchamos, porque se elija a alguien más asociado a nuestras ideas, así tendríamos a Uruguay más alineado con nosotros». Además, sostuvo que su Gobierno no tuvo ningún problema con Uruguay ni con el actual presidente Tabaré Vázquez. «Pero tenemos que prepararnos siempre para lo peor», añadió.
Uruguay celebró el pasado 27 de octubre elecciones generales pero en vista que los candidatos a la presidencia no alcanzaron mayor puntaje en los comicios, los dos candidatos más votados (Daniel Martínez y Luis Lacalle Pou) tendrán que ir a una segunda vuelta electoral el próximo 24 de noviembre.
Fuente: Página 12

0 comentarios:

Publicar un comentario