La firma bajó la persiana de tres tiendas en la misma jornada. Además le debe salarios a sus 1500 empleados y paga en cuotas los sueldos desde hace 11 meses.

En la misma jornada la cadena de venta de electrodomésticos Minicuotas Ribeiro confirmó el cierre de sus sucursales de Flores, ubicada en Avenida Rivadavia al 7500 en la Ciudad de Buenos Aires, de Arreceiefs y de Casilda. Con la baja de persianas se espesa el conflicto que tiene a más de 1500 trabajadores en plena incertidumbre desde hace casi un año.
A los empleados afectados directamente por el cierre en territorio porteño les informaron que en 48 horas los reubicarán, pero hay escepticismo en el personal de la firma. De hecho encararon una protesta en el barrio de Caballito y analizan los pasos a seguir.
Es que hace 11 meses vienen percibiendo sus salarios en cómodas cuotas y a esta altura de octubre en algunos lugares del país todavía no empezaron a cobrar el mes de septiembre. En otros se fueron depositando adelantos en distintos momentos, pero nadie sabe que puede ocurrir.
Según se estipuló el 29 de este los 1500 empleados de comercio de Ribeiro deberían terminar de cobrar su salario de septiembre, pero nadie puede garantizar que eso finalmente suceda.
La firma, que tiene 85 sucursales con cobertura en 18 provincias y en la Ciudad de Buenos Aires, pidió Procedimiento Preventivo de Crisis y espera el aval legal para reestructurarse en un movimiento que podría dejar cientos de trabajadores en el camino.
Las razones esgrimidas por los ejecutivos de Ribeiro son las de muchos: la volatilidad de la economía, la suba de costos, la devaluación y también por el cambio de paradigma en la comercialización de este tipo de productos a través de Internet.
Fuente: Info Gremiales

0 comentarios:

Publicar un comentario