Luego de un día y medio en el que la policía copó la terminal y hubo represión para que los choferes dejen la huelga, la empresa ERSA y el Gobierno de Corrientes se comprometieron a pagar la paritaria 2018.
Los choferes de colectivos de corta, mediana y larga distancia de la provincia de Corrientes levantaron el paro tras más de 36 horas de huelga en las que negociaron con las empresas sobre el reclamo salarial que tenía más de un año de demora.
La sede provincial de la Unión Tranviarios Automotor (UTA) finalmente llegó a un acuerdo con las empresas para que los trabajadores cobren los salarios de acuerdo a lo que establece la paritaria nacional y así cerrar el conflicto que paralizó buena parte de la actividad provincial.
Los dirigentes empresariales se comprometieron a depositar la diferencia de dinero de los últimos meses que venían reclamando los choferes entre este miércoles y el jueves, por lo que el servicio de transporte no volverá a sufrir cortes, al menos por ahora.
Asimismo, continuarán las negociaciones por los viáticos y otras reivindicaciones laborales que desde hace más de un año vienen reclamando los colectiveros.
En la jornada de ayer efectivos de la Policía de la Provincia de Corrientes militarizaron la terminal reprimieron con balas de goma a los choferes que impedían las salida de colectivos conducidos por inspectores de los galpones de la empresa ERSA, que controla el 80% del transporte urbano de pasajeros en la capital provincial.
Tras los incidentes, la Subsecretaría de Trabajo provincial convocó a las empresas del sector y a la representación gremial a una mesa de negociaciones que derivó en el entendimiento.
Fuente: Info Gremiales

0 comentarios:

Publicar un comentario