La caída de consumo sigue arrastrando comercios. Distal Libros ya cerró 6 de sus 16 sucursales y despidió más de 40 empleados a los que no les pagó las indemnizaciones.
El desplome de consumo que sigue mostrando contracciones mes a mes, no encuentra piso y sigue arrastrando comercios a su paso. Y la industria editorial no es la excepción a la regla.
En la semana pasada fue Distal Libros la que cerró su emblemática sucursal de la Avenida Corrientes y con esa ya suman 6 los locales de la cadena que bajaron la persiana en el último tiempo. Es una buena porción de las 16 con las cuenta en la Ciudad de Buenos Aires, además de un centro de distribución.
Según pudo saber InfoGremiales, las cesantías fueron invocando el artículo 247 que hace referencia a una «causa de fuerza mayor o por falta o disminución de trabajo no imputable al empleador fehacientemente justificada» y que permite el pago de indemnizaciones al 50%.
Sin embargo desde el Sindicato de Empleados de Comercio (SEC) explican que hasta el momento no se le pagó nada a los cesanteados, que hasta el momento calculan que son más de 40.
«La empresa está despidiendo al personal invocando el artículo 247 de la Ley de Contrato de Trabajo sin ni siquiera cumplir los pasos legales que implican pedir un Procedimiento Preventivo de Crisis. Nosotros vamos a defender todos los puestos de trabajo, porque la empresa está queriendo hacer un ajuste con la plata que es de los trabajadores», señaló el secretario Gremial del gremio mercantil, Eduardo Wlasiuk.
Para peor aquellos que siguen trabajando en Distal, en medio del terror que cunde, vienen cobrando sus salarios en forma fraccionada. Además todavía no percibieron el bono de fin de año que decretó el Ejecutivo sobre fin de 2018 y que tenía carácter de obligatorio para el sector privado.
Fuente: Info Gremiales

0 comentarios:

Publicar un comentario