El ex agente de la AFI declaró el sábado y parte de la mañana del lunes. Espionaje a Rosenkrantz y Rosatti. Quiénes leían los reportes.
(Por Rodis Recalt para noticias.perfil.com)  El caso D’Alessio sumó un personaje que puede convertirse en el primer arrepentido de la causa que, además, confesaría detalles sobre la supuesta organización de espionaje ilegal a la que habría pertenecido el espía y falso abogado Marcelo D’Alessio. Se trata de Rolando “Rolo” Barreiro, un ex agente de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) que luego de haberse retirado se habría dedicado a prestar sus servicios a estructuras delictivas.
Durante el fin de semana hubo mucha expectativa sobre la declaración de este nuevo personaje en la trama del caso. Comenzó a declarar el sábado, donde habría estado hablando durante cerca de 8 horas, y continuó la mañana del lunes 1 de abril. Abogados, periodistas, políticos y funcionarios judiciales estuvieron atentos a los pocos datos que se filtraban de la declaración de Barreiro.
Según trascendidos de su declaración, el espía habría confesado que pertenecía a un equipo que se dedicaba a hacer tareas de espionaje que tenían como consumidores finales a la AFI, es decir: al propio Estado. Entre las personas espiadas, Barreiro contó que habrían estado la ex abogada de Leonardo Fariña, Giselle Robles; y los ministros de la Corte Suprema Horacio Rosatti y Carlos Rosenkrantz. Sobre este último hubo movimientos en la causa que podrían apuntar en esa dirección. El juez Alejo Ramos Padilla citó para el jueves 4 de abril a Gabriel Bouzat, el ex socio de Rosenkrantz cuando se desempeñaba como abogado.

0 comentarios:

Publicar un comentario