Habrá convocatorias en todos los grandes centros urbanos y también en la Ciudad de Buenos Aires. Buscarán mostrar la capacidad de ganar las calles del espacio y minimizar el daño del transporte funcionando.
Finalmente el paro del 30 de abril sumará movilizaciones callejeras en todos los grandes centros urbanos. Así lo acordaron los dirigentes del Frente Sindical para el Modelo Nacional, de organizaciones sociales, de las regionales cegetistas y de las diferentes vertientes de la CTA.
El acto central del día tendrá lugar en la Ciudad de Buenos Aires, que será una especie de epicentro de la jornada nacional de lucha, aunque el lugar preciso todavía es a definir. Se sabrá recién el próximo viernes tras un nuevo cónclave de coordinación pero las estimaciones indican que Plaza de Mayo sería el destino lógico.
La idea es hacer foco en la principal capacidad del gremialismo opositor, la de ganar las calles, y minimizar el impacto de que el transporte en su gran mayoría va a estar funcionando. Es que al caerse las gestiones con los gremios ferroviarios y ante la negativa de la UTA, se estima que más allá del acatamiento de subtes, vuelos y el Sarmiento, se podrá viajar.
También se espera que los transportistas que se plieguen a la huelga propongan un cronograma de contingencia para posibilitar la asistencia y la descongestión de la marcha.
Se estima que nuevamente las organizaciones sociales aportarán una multitud, cosa que ya es un clásico, y el foco de los organizadores está puesto en la idea de garantizar la seguridad para evitar infiltrados. De hecho ese era uno de los resquemores que mantenía buena parte de quienes eran reticentes a programar una gran concentración.
Fuente: Info Gremiales

0 comentarios:

Publicar un comentario