Mientras vallaba su planta para anunciar despidos masivos, el diario promocionaba desde sus páginas el procesamiento de uno de los trabajadores gráficos que protestó contra el cierre de su planta de impresión.
En una especie de mensaje de amedrentamiento a quienes sufren nuevas cesantías, Clarín promociona hoy desde su páginas el procesamiento y embargo de uno de los referentes en las protestas contra el cierre de su planta gráfica.
Según el Gran Diario Argentino, el juez Edmundo Rabbione, titular del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional número 61, resolvió el procesamiento de Pablo Viñas por haber impedido la circulación de los diarios Clarín y Olé en un episodio ocurrido a fines de enero de 2017.
Viñas y otros sindicalistas bloquearon durante varias horas la salida de los diarios de la planta impresora de Clarín y Olé en el barrio de Barracas y por eso el magistrado definió el procesamiento y un embargo de sus bienes por $ 5.200.000.
Según la resolución judicial, a Viñas se le imputó “el hecho consistente en haber convocado junto a otros sujetos no individualizados, y en carácter de ex integrante de la comisión interna del personal Arte Gráfica Rioplatense -AGR-, a distintas agrupaciones sociales, sindicales, gremiales y políticas, a realizar un acto el día 28 de enero de 2017, a partir de las 20.00 horas, en las inmediaciones de la planta impresora de Arte Gráfico Editorial Argentino S.A.”
La “información” de Clarín llega mientras mantiene vallada su planta y militarizados sus ingresos para informar nuevos despidos masivos.
Viñas fue el referente de meses de protesta de los trabajadores gráficos por el cierre fraudulento de AGR, planta gráfica del Grupo Clarín que despidió 380 operarios. Ahora, dos años después y en el marco de una nueva etapa del plan de ajuste del multimedios, intentan mostrar su procesamiento y embargo como un mensaje para intimidar a los nuevos cesanteados.
Fuente: Info Gremiales

0 comentarios:

Publicar un comentario