Luego de los incidentes sucedidos en la última sesión del año del Concejo Deliberante capitalino, la investigación iniciada da cuenta que se abriría una causa penal por daños y perjuicios al erario municipal.
Los hechos de violencia donde hubo heridos, vidrios rotos y otros daños se produjeron por parte de manifestantes que acudieron para expresar su descontento por un proyecto de Ordenanza relacionado a las antenas de telefonía celular.
No obstante que no estaba registrado en el acta de Labor Parlamentaria, los vecinos acudieron al edificio de República del Libano 990.
Según el Sindicato de Empleados del Concejo Deliberante (SECODE) la situación se habría originado debido a que los manifestantes fueron arengados por una edil.
De igual modo luego de reanudada la sesión, hubo expresiones que señalaban como partícipe de esa incitación a la concejal Lihué Figueroa (PV) quien hasta hace pocos días era la vicepresidenta segunda del cuerpo legislativo.
La investigación se lleva adelante en base a testigos, a filmaciones y fotografías para deslindar las responsabilidades correspondientes y actuar en consecuencia.
En concreto se abriría una causa penal por daños y perjuicios al erario municipal y, además de las personas que participaron del incidente, se sumaría la edil del PV.
El mandato del cuerpo legislativo es que se diriman las responsabilidades de los disturbios generados por manifestantes en el CD.
Esto surge en base a la presentación realizada por el SECODE, cuyo titular es Luis Rodríguez y lo expuesto en el recinto por varios ediles.
Los hechos de violencia ocurrieron el miércoles 5 de diciembre en la última Sesión Ordinaria del período 2018 y se aprobó el Presupuesto General y la Ordenanza Tributaria, entre otros proyectos.
La nota del SECODE solicitó a los ediles que se tomen las medidas necesarias para evitar acontecimientos similares en el futuro. Además, se consigna: "Queremos manifestar que no vamos a tolerar que concejales convoquen y arenguen a esta gente, utilizándolos y enfrentándolos con nuestros compañeros".
Los ediles de diferentes bancadas manifestaron su postura frente a lo sucedido, planteándose la posible instigación por parte de miembros del cuerpo legislativo y solicitando se investigue, establezcan responsabilidades y actúe en consecuencia.
El titular del Concejo Deliberante, Matías Cánepa en esa ocasión explicó: "Acabamos de vivir una situación de violencia, destaco que hayamos dado muestra de que no nos dejamos vencer por eso. Realizaremos lo necesario para establecer los responsables, eso es parte del estado de derecho".
La concejal Socorro Villamayor (PS) dijo que "muchos estamos coincidiendo en que hubo suspicacias de algunos concejales que quizás en estos momentos no están en el Recinto (aludió a Figueroa y a Cristina Foffani del PO).
Fuente: Nuevo Diario de Salta.

0 comentarios:

Publicar un comentario