El jefe de Gabinete, Marcos Peña, y el ministro del Interior, Rogelio Frigerio plantearon que las denuncias de irregularidades eran "estrategia electoral" y reivindicaron la "transparencia".
Retrucaron que la culpa la tenía la oposición por no aceptar su propuesta de adoptar el cuestionado voto electrónico.
Después de la polémica generada por la demora en el conteo en la provincia de Buenos Aires, Frigerio admitió que el presente "no" es el mejor sistema, y reiteró que se lo busca mejorar a través de la reforma electoral que impulsó en su momento este Gobierno, e insistió en la búsqueda de un sistema más moderno y ágil.
Peña aprovechó una vez más para apuntarle a las críticas de la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, de quien dijo que "es gracioso porque es consecuente con lo que ha venido haciendo. Todos los problemas que ha ido iluminando fueron responsabilidad de su Gobierno". En ese sentido recordó que "un grupo de senadores muy cercanos al kirchnerismo es el que ha cajoneado la reforma política".
Peña y Frigerio fueron la principal defensa de la transparencia del escrutinio "¡Qué paciencia!", soltó Peña cuando le preguntaron por el pedido de CFK de hacer un recuento voto por voto. El encargado de retrucar fue Frigerio: "Que la presidenta se quede tranquila, que hace 19 meses se vive en una verdadera república.
El Congreso ya no es una escribanía y el Poder Judicial no recibe órdenes del poder político". "Además, creo que sacó el cien por ciento de los votos de su lista interna. Así que puede estar tranquila, que lo único que hay para validar, que es eso, ya lo ganó", ironizó Peña.
Frigerio subrayó que en las elecciones del domingo se implementaron algunas mejoras importantes, como "la duplicación de los centros de transmisión de datos", lo cual "aceleró el proceso del escrutinio provisorio", así como también "el cuarto oscuro de contingencia en todas las escuelas" para reponer boletas inmediatamente en casos de robo. Dijo que "la carga se hacía de acuerdo con la llegada de los telegramas sin ningún tipo de especulación".
Frigerio explicó luego que "hay tres tipos de problemas que pueden ocurrir con los telegramas y por eso nunca se termina de subir el 100 por ciento" de ellos.
Precisó que el primer caso son los "telegramas ilegibles", que se apartan, el segundo problema son los "errores de confección" y el tercero que "muchas autoridades de mesa se confunden y en lugar de darle el telegrama al correo meten el telegrama en la urna".
Apuntó que el escrutinio provisorio estuvo "en el orden del 96 por ciento en promedio con lo que ocurre usualmente" y dijo que "pudimos adelantarnos mucho en la carga de los telegramas válidos" durante la madrugada, a diferencia de lo que sucedió en las elecciones de 2015, cuando hubo que "esperar hasta el mediodía".
En ese mismo sentido, la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, en conferencia de prensa de ayer al mediodía, en donde además de agradecer el acompañamiento del presidente Macri aprovechó la oportunidad para repartir las culpas al kirchnerismo por no votar a favor del voto electrónico. Además, señaló que "las PASO deben ser rediscutidas". Vidal afirmó hoy que los resultados de las PASO celebradas el domingo permiten afirmar que "el cambio creció desde 2015", y pidió que se acerquen en octubre quienes no votaron.
Nuevo Diario de Salta.http://www.observatoriodesalta.com.ar/  http://www.pichanalsalta.com/ http://www.saltanoa.com.ar/  http://www.infosaltadiario.com.ar/   http://www.saltaprensa.com/   http://www.guemessalta.com/  http://www.vernoticiassalta.com/  http://www.embarcacionsalta.com/   http://www.oransalta.com

0 comentarios:

Publicar un comentario