El ex gobernador Juan Carlos Romero utilizó al Partido Justicialista para robarse todas las empresas de servicios que pertenecían a los salteños. El actual intendente de Tartagal y su socio Vilariño hacen lo mismo con el Partido de la Victoria.



A los rengos se los puede ver cojear de lejos, el Dr. Guillén fue secretario de Derechos Humanos de Romero y es el actual defensor de Leavy. Lógicamente debe trabajar mucho, el dirigente devenido en empresario tiene 19 causas judiciales.
Leavy es ahora sojero, dueño de siete propiedades, campos, criaderos de cerdos, exportadora de granos, empresa constructora, etc. Mientras tanto los ciudadanos de Tartagal siguen desempleados, sin luz ni agua, sin futuro.
A la empresa sojera debe sumársele KHUCHI WASI SRL Y AGROVER de su socio el Ingeniero Químico José Vilariño.
La falta de rendición de la cuenta general del municipio y la no presentación de sus declaraciones juradas generan diversas sospechas de ilícitos. Un niño figuraría como propietario de un campo en los registros públicos.
En sucesivas notas iremos presentando cada uno de los ilícitos que van transformando al Kirchnerismo de los gordos en Romerismo puro.
Mientras tanto, TARTAGAL seguirá pobre y sufriente.

0 comentarios:

Publicar un comentario