El actual rector de la UNSa, Víctor Claros se encuentra acorralado por las denuncias sobre la falta de transparencia de su gestión.

Próximas a desarrollarse las elecciones en la casa de altos estudios para designar nuevas autoridades, el rector se postula esta vez como decano de la facultad de Ciencias Económicas.
Cuestión que denota que Claros quiere continuar perpetuándose en los nichos de poder de decisión de la universidad pública.
Las acusaciones realizadas en su contra, podrían trasladarse al fuero penal de la justicia, por lo que no son menores las estrategias del contador que busca evitar cualquier informe con datos certeros sobre su gestión.
Su constante incumplimiento del estatuto de la universidad es objeto de las imputaciones sobre las irregularidades más flagrantes.
En este sentido, el rector se encuentra abocado a lograr que el Consejo Superior permita la idea de impunidad a través del impedimento de convocar a Asamblea, por un lado, y por el otro, que en consecuencia, Claros evite presentar la rendición de cuentas de los seis años de mandato.
Una obligación de todo funcionario que ejerza el poder en el ámbito público, con mayor responsabilidad cuando las decisiones corresponden a la educación.

0 comentarios:

Publicar un comentario